Banco Popular: ¿otra crisis que salvaremos todos los contribuyentes?

Escrito a las 2:39 pm
Banco Popular

Fuente foto: EFE

 

Ayer la agencia Reuters informaba que el Mecanismo de Resolución Único (MUR) ha advertido a altos cargos europeos de que el Banco Popular podría necesitar una resolución ordenada si no consigue comprador. Y la semana que viene el nuevo presidente del banco tiene una reunión clave en Frankfurt con los nuevos responsables de supervisión bancaria del BCE.

 

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN EL BANCO POPULAR?

 

La acción del Banco Popular se ha desplomado en bolsa y las agencias de rating lo han situado próximo al impago efectivo (un rating similar a Grecia). ¿Por qué? Porque tras diez años de crisis, el nuevo equipo gestor afloró pérdidas ocultas y se estima que su cartera inmobiliaria sigue sobrevalorada en al menos unos 4.000 millones.

 

Banco Popular

Fuente: Expansion.com

 

Como titulaba mi colega del departamento de Alcalá, Pablo Martín Aceña, en su libro Las Crisis Financieras en la España Contemporánea “Nada Nuevo Bajo el Sol”, al Banco Popular le ha pasado igual que a los banqueros de la Edad Media a los que le rompían la banca y entraban en bancarrota.

Dieron créditos que no les han devuelto y la garantía no cubre el valor de la deuda. En este caso el problema ha sido una excesiva concentración de crédito a promotores inmobiliarios para financiar la compra de suelo, actuando éste como única garantía (que en muchos casos ha perdido un 90% de su valor tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria).

La crisis en Banco Popular deja al descubierto toda la posverdad sobre la crisis de España

Nos han contado que era un crisis de cajas politizadas. La mitad de los créditos de las cajas en 2007 los tenía laCaixa -que no ha necesitado ayudas públicas- y las notas más altas de solvencia en los estrés test del BCE en España las tienen Unicaja y Kuxtabank (dos cajas).

La crisis bancaria fue culpa de decisiones equivocadas a manos de malos gestores. En el caso del Banco Popular es una sociedad anónima y en su consejo estaba Allianz, la mayor aseguradora alemana y europea, que apoyó desde el Consejo los errores de gestión.

El otro mito es que la crisis fue culpa del Banco de España. Este economista observador en su libro Hay Vida Después de la Crisis fue muy crítico con la supervisión del Banco de España, pero culparlo de la crisis del Banco Popular es como culpar a los bomberos de un incendio provocado.

En 2012 el Gobierno de Rajoy demonizó al Banco de España con la intención de responsabilizarle del rescate de Bankia (que por cierto estuvo a punto de sacarnos del euro). Luis de Guindos tomó el control del Banco con un gobernador “amigo”. Así lo calificaron los medios, el control del FROB y junto con la Troika estimaron las necesidades de capital del sistema bancario.

Rajoy ha pedido a Bankia que estudie hacer una oferta de compra por el Banco Popular (¡nacionalización!)

Hizo una ampliación de capital, la mayor parte con pequeños ahorradores en sus sucursales (que es muy probable que pierdan casi todo el dinero invertido). La supervisión pasó al BCE, que hizo un AQR para valorar los activos y varios estrés test. También han fallado.

Todos los analistas que dieron valoraciones y recomendaciones de compra de esas acciones han fallado. Al igual que los auditores.

 

Banco Popular

 

Como siempre digo, el pasado ya no se puede cambiar y la pregunta es ¿qué hacer ahora? De momento, Rajoy ha pedido a Bankia que estudie hacer una oferta de compra por el Banco Popular. Si fuera el presidente Maduro en Venezuela el que lo hiciera, Rajoy le diría que es una nacionalización. Pero ¡claro! como la nacionalización la hace él (una más), nos contarán que es una forma de reducir el porcentaje de capital público en Bankia.

Desde la izquierda, los que defienden la banca pública como un objetivo político deben explicar si apoyan la nacionalización que Rajoy pretende hacer del Banco Popular con dineros de los contribuyentes.

Desde un punto de vista puramente financiero, la operación que propone Rajoy sobre el Banco Popular no tiene ningún sentido

Es lógico que se haya filtrado que Goirigolzarri no quiere comprarlo. Bankia cumple los requisitos regulatorios de capital con un truco contable: les han permitido capitalizar un crédito fiscal futuro gracias al aval público y a que los contribuyentes asumiremos las pérdidas que se produzcan. Por lo tanto, permitir a una entidad con bajo niveles de capital tangible que compre otra entidad es como permitir a una persona con anemia que done sangre. Los médicos prohíben a las personas con anemia donar.

Si la operación fracasa y se activa el mecanismo de resolución europeo, los españoles de nuevo seríamos una cobaya

El Gobierno italiano está retrasando el rescate de Monti de Paschi hasta que se aclaren los protocolos de actuación. Antes de meter un euro de dinero público los accionistas, preferentistas, bonistas subordinados, senior sin garantía, incluidos pagarés y depósitos por encima de 100.000 euros no cubiertos por el fondo de garantía tendrían que asumir pérdidas. Insisto: los depositantes por debajo de los 100.000 euros pueden estar tranquilos porque el Fondo de Garantía les cubre.

Si se supera el 8% de los activos ponderados por riesgo, el mecanismo europeo podría inyectar capital pero el protocolo aún no está decidido y volverían las reuniones con prisas en Bruselas tomando decisiones de madrugada. Si como sucedió tras la quiebra de Lehman (que se siguió este procedimiento) la tensión se contagia al resto de bancos europeos, tampoco está claro el procedimiento.

Por fortuna el BCE está comprando deuda y ha conseguido que la economía europea y española vuelva a crecer y a crear empleo. Si no fuera por esa intervención, en España habría fuga de capitales y riesgo de rescate como sucedió en 2012. El resto del sistema bancario tiene exposición al inmobiliario pero menos: puede financiarla al 0% en el BCE y la incipiente recuperación de ventas de viviendas y precios permite vender parte de esos activos minimizando las pérdidas. Pero la realidad es que todos los bancos dieron demasiados créditos a promotores, con la única garantía de suelo. Y todos han tenido ayudas públicas, principalmente acceso ilimitado al BCE al 0%.

¡Bendito BCE!

El crédito fluye de nuevo en España gracias a las compras de deuda del BCE, pero principalmente a hipotecas de familias con rentas medias altas y a empresas con elevados niveles de solvencia. Los jóvenes de salarios precarios no pueden acceder a la hipoteca y las pymes y autónomos siguen teniendo restricción de crédito con elevados tipos y muchas garantías para acceder al crédito. Por no hablar de las empresas más innovadoras que tienen que ir a buscar financiación y capital fuera de España, aunque los grandes fondos soberanos y de capital riesgo han puesto a España en su radar y empiezan a verse operaciones esperanzadoras.

La restricción de crédito tras una crisis bancaria es viento en contra para crecer. Una razón más para valorar positivamente el potencial de crecimiento de la economía española como ha demostrado sistemáticamente en todas las crisis en los últimos cuarenta años.

En 2016 no tuvimos gobierno en Madrid. En 2017 no hemos tenido presupuesto y Rajoy ha recortado la inversión pública un 30% en el último año. El PIB sigue creciendo 3% y las afiliaciones a la Seguridad Social también. Así que el debate no es si España puede crecer dentro del euro, sino qué tipo de crecimiento.

Como nos enseñó Giner de los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza hace 100 años, en la era de la tecnología global España se la juega en la educación, el conocimiento y la innovación. Es necesario recomponer el contrato social y hacer una distribución más justa entre beneficios y salarios, y que el crecimiento sea menos contaminante para mitigar los efectos del cambio climático.

Pero para conseguir esos objetivos una condición necesaria, aunque no suficiente, es acabar con la posverdad y hacer un relato realista de la crisis. Eso ayudará a recomponer los daños en nuestros instituciones democráticas tan necesarias para el desarrollo económico. Este economista observador continuará en este blog luchando contra la posverdad (que no la inventó Trump, por cierto), aunque hoy es su principal referente.

Contra la posverdad la vacuna es la misma que en las universidades durante el Renacimiento: lux et veritas.


Recuerda que cada lunes 😉 envío a los suscriptores de mi blog el análisis económico de la semana. Si tú todavía no estás apuntado, puedes hacerlo GRATIS aquí o haciendo click en la imagen de abajo 👇

blog josé carlos díez

 



Si quieres recibir mis posts en tu email y mi análisis económico semanal, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







Dia      Mes      Año

Este dato es para acordarme de ti por tu cumpleaños y darte una sorpresa. No es un dato obligatorio, puedes dejarlo vacío ;)









Ver política de privacidad y aviso legal


12 comentarios

001
Jesús
01.06.2017 a las 16:42 Enlace Permanente

Gran análisis (uno más) de la realidad económica, en este caso del problema al que se enfrenta Banco Popular. La pregunta que se me viene a la cabeza es acerca de los depositantes, es decir, ¿deberían alarmarse?

Si entra BANKIA (mediante nacionalización), ¿sería más tranquilizador que si lo hiciera Santander o cualquier otro a los que ha salido publicado que se le ha ofrecido la opción de comprar la entidad?

Saludos.

002
Juan
01.06.2017 a las 18:35 Enlace Permanente

Sería interesante entrar a comprar acciones en este momento, viendo que a futuro la compré una entidad como el Santander y la haga subir a posteriori.
Gracias

003
Pedro
01.06.2017 a las 18:54 Enlace Permanente

Cuál es el problema ? Hay un fondo de garantía de depósito para cubrir el saldo de ahorradores…tiene que desaparecer la entidad ? Pues sea..vendra Santander o BBVA como en otras ocasiones pero se impone una buena autopsia antes para exigir responsabilidades y sirba de ejemplo

004
Eduardo
01.06.2017 a las 19:00 Enlace Permanente

No entiendo el afán de nacionalizar el Popular, simplemente tienen que ampliar capital y aguantar este ejercicio como sea, ya el que viene el Banco subirá como la espuma en bolsa.

Han aflorado todas las perdidas y aunque Rajoy quiera nacionalizarlo y integrarlo en Bankia no podrá ya que Bruselas condiciono las ayudas a un proceso concreto de nacionalizaciones y fusiones bancarias con Aval del estado español, incluir a Popular a ultima hora a ese proceso no va a ser posible ya que existe una reversión ya de las ayudas al MEDE es decir que procedimentalmente es como hacer uno nuevo rescate bancario desde uno anterior.. no lo creo que lo permitan en Europa.

Aun así Popular es un banco pequeño no es una entidad sistemática como pudiera ser Bankia o Santander, tiene mucho crédito promotor y mucho crédito a PYMES inviables delo ciclo de la burbuja… saneamiento y aguantar eso es lo que veremos y mucha volatilidad en la acción.

Recordar que el Balance de un banco disminuye al aumentar capital social o capital a secas ya que el hecho de que tengan mucho capital es que en verdad esta sustituyendo a depósitos y deuda contraída por el banco.. es decir a mayor capital en un banco esta suponiendo de facto una restricción del crédito de ese banco (aligerar balance).. por eso caen los bancos cuando amplían capital o hay perspectivas como es el caso de Popular… +Capital = – Crédito = – Pasivo en balance = – Menos volumen = – Beneficios o + Perdidas. Esta noción es básica para entender como funciona el negocio bancario y por que se producen las crisis bancarias y es siempre ante aumentos de su capital necesario.

005
Eduardo
01.06.2017 a las 19:43 Enlace Permanente

Para poner un poco en perspectiva las cifras Bankia tenia un tamaño de unos 40 mil millones de euros cuando fue rescatada…. Banco Popular a dia de hoy son menos de 3 mil millones de euros los que tiene de tamaño.

Luego es bastante probable que dadas las cifras no haya rescate sino que se venda a precio de derribo a algun banco grande ya que es perfectamente asumible en Balance a un banco.

006
Juan
01.06.2017 a las 22:49 Enlace Permanente

Pues a mí no me parece mala idea que lo absorba Bankia. Pupular necesita capital para poder mantener los ratios de solvencia, y además lo necesita deprisa. Los accionistas ya han aportado muchos miles de millones en las ampliaciones de capital anteriores, y han perdido bastante dinero, por lo que son bastante reacios a poner más. Los inversores institucionales no muestran ningún interés en la ampliación, ningún banco extranjero tiene el menor interés en comprar Popular y para los grandes bancos españoles es un auténtico muerto, porque todos tendrían que ampliar capital en varios miles de millones para paliar el empeoramiento en sus ratios de solvencia que implicaría la absorción de Popular. Ninguno tiene interés, si no es por presiones políticas, y parece que Santander es el único mínimamente dispuesto a presentar una oferta aceptable, y no está claro que finalmente vaya a hacerlo.
La cuestión es complicada, porque España necesita imperiosamente del capital internacional, que tanto ha costado atraer en los años pasados. Por ningún motivo debería hacerse nada que implique que España pueda volver a ser portada (en sentido negativo) en los grandes medios económicos internacionales, como lo fue en el pasado. ¿Qué solución queda? Liquidar el banco sería todo un notición, porque todos los países de Europa se han ido buscando la vida para reflotar los bancos problemáticos sin liquidarlos. Liquidar implica vender muchos activos a precio de saldo, y eso implicaría que los bonistas perdieran mucho dinero, los depositantes con más de 100.000 euros también… Eso pondría de nuevo en la picota a la economía española, y muchos pensarían que Popular no es el único, y otros bancos esconden cosas feas.
Así, para evitar los males mayores que supondrían una huida de inversores internacionales de España, que Bankia se quedara con Popular si nadie más lo quiere puede ser la solución menos mala. Si la crisis se reaviva, casi todos los bancos españoles (y buena parte de los de todo el mundo) están quebrados. Mejor apagar el fuego cuando aún es pequeño que arriesgarse que unos cuantos artículos negativos de The Economist, The Wall Street Journal y demás ahuyenten de España muchos miles de millones de euros de capital internacional.

007
Eduardo
01.06.2017 a las 23:55 Enlace Permanente

Entiendo lo que dices pero hay que tener en cuenta el tamaño de Popular.. No es Bankia.

Para empezar se trata de un banco muy local que ni siquiera opera en todo el territorio español al estilo de como lo hace Caixabank.

Es un banco con balance muy corto, y lo poco que tiene lo esta vendiendo a precio de derribo y ademas la parte mas oscura Aliseda esta segregandose.

Las presiones políticas van en este sentido hacia Popular y le han dicho que hagan una nueva ampliación de capital.

Mi impresión es que la perdida de valor la van a soportar los accionistas este año y el que viene si no hay inyección de capital publico algun banco tipo BBVA o Santander lo comprara y desguazara.

La banca pequeña no tiene sentido ya en un sistema como el europeo, se necesitan grandes bancos fuertes yo creo que el próximo en caer será Bankinter aunque tiene un ratio de solvencia muy fuerte vamos hacia una concentración obligada del sector bancario y una reordenación de costes y actividad así como el FINTECH bancos como Popular tenderán a desaparecer no tienen base de clientes ni capital para la nueva banca que se avecina.

008
Eduardo
02.06.2017 a las 00:09 Enlace Permanente

A Bankia es terminos absolutos el que «menos» le costaria comprar el banco 5000 millones estimados por eso es el candidato perfecto para el gobierno.

009
oskar mujika
03.06.2017 a las 11:40 Enlace Permanente

¿¿¿”Para empezar se trata de un banco muy local que ni siquiera opera en todo el territorio español”??? Qué cosas

010
Maria Antonia Farre
04.06.2017 a las 10:19 Enlace Permanente

Antes de proceder a ningún rescate por parte de los contribuyentes (bail-out) hay que pasar el cepillo por el conjunto de inversores (accionistas, titulares de instrumentos de deuda senior utilizados fundamentalmente por inversores institucionales, esto és, bancos, fondos, hedge funds, especuladores…, y finalmente depósitos con saldo > a 100.000).
Aunque soy un pequeño accionista del Popular que ya ha perdido toda la inversión, soy fundamentalmente una ciudadana y una contribuyente harta de que las ayudas a la banca me hayan sometido a fuertes medidas de austeridad y a recortes en mis derechos sociales.

011
Eduardo
07.06.2017 a las 14:05 Enlace Permanente

Jose Carlos deja de decir que tu lo anticipaste por favor.

Da la sensación como si te apuntaras medallas y no es ninguna medalla esto , el banco se sabia que este era su final.

Dices que va a haber intervencion publica con el Banco yo creo que no, es un balance corto y en el capitalismo las perdidas/ganancias las soportan/disfrutan los accionistas.

012
Wesley
20.08.2017 a las 12:20 Enlace Permanente

Hola MR / MRS,
¿Es usted un hombre de negocios o una mujer de operación? ¿Está usted en cualquier estrés monetario o necesita un préstamo para iniciar su propio negocio, cuentas o para compensar facturas o para completar un proyecto? Si es así, Deje que sus sueños se hagan realidad poniéndose en contacto con wesleydavidloanfirm, le damos crédito a una tasa de 2% de seducción anual, con un volumen mínimo que puede
Obtenido para obtener más información póngase en contacto con nosotros a través de correo electrónico:
(Wesleydavidloanfirm@gmail.com)
Para obtener más información sobre nuestra empresa y cómo llevamos a cabo negocios. Esperando para saber de su correo

Saludos
Wesley

Dejar un Comentario

Dejar un comentario

Logotipo de Blogestudio
Si quieres recibir mis posts en tu email y mi análisis económico semanal, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







Dia      Mes      Año

Este dato es para acordarme de ti por tu cumpleaños y darte una sorpresa. No es un dato obligatorio, puedes dejarlo vacío ;)









Ver política de privacidad y aviso legal