Grecia: una bomba en el corazón del Euro

Escrito a las 9:29 am

Mientras los mercados financieros parece que se han olvidado de la crisis del euro, la situación de la economía real se sigue deteriorando. El origen del caos fue Grecia y sigue sin resolverse. El Gobierno griego del PP Europeo, presidido por Samaras, dice que Grecia va bien porque les va bien el turismo tras la brutal devaluación salarial. Pero en una encuesta internacional reciente los griegos son el país más descontento, con un 96% de la población.
household-budget---graph-6-large
El PIB es un indicador complejo y difícil de interpretar pero en el cuadro anterior se entiende el descontento de los griegos. Los griegos han reducido a la mitad su gasto en ropa y calzado desde 2009, 40% en bienes duraderos como coches o electrodomésticos, un tercio en ocio o restaurantes y un 14% en comida. Y esto es de media, pero ha aumentado la desigualdad por lo que el ajuste se concentra en las rentas más bajas. O sea, una depresión en toda regla.

Ante la alternativa de más depresión que representa Samaras y la derecha, el voto de izquierda ha subido con fuerza. Los socialistas cometieron el error histórico de pactar con la derecha un plan y una política económica desastrosa y están al borde de la desaparición. Syriza, con su líder carismático Tsipras proveniente de tendencias comunistas, lidera las encuestas y todo parece que formarán el próximo Gobierno.

Syriza ha hecho público su plan de política económica. Mantiene la quita de deuda y advierte que será sin negociar con Europa, alegando razones humanitarias. En Grecia la deuda pública sigue creciendo y se aproxima al 185% del PIB. El rescate de la Troika ha reducido el coste de intereses hasta el 4% del PIB pero el país está en una especie de hospital de infecciosos, incapaz de financiarse por sí solo en los mercados con ese volumen de deuda.

En España este economista observador advierte que los costes de impagar la deuda pública superan a los beneficios y lo desaconseja. Aunque también advierto que es necesario cambiar la política económica, aumentar el crecimiento y salir de la deflación para estabilizar la deuda pública y cerrar el déficit o la dinámica también acabará en impago. Hay tiempo y margen para evitarlo pero cada día menos.


En Grecia el impago es inevitable, aunque recordemos que ya se hizo una quita en 2011 y ha fracasado. Casi la totalidad de la deuda externa pública es con el ESM y los socios europeos, y casi la totalidad de la privada es de la banca con el BCE. Por lo tanto, en una crisis de deuda la clave es saber quién va a poner el dinero y quién va a asumir las deudas. Rajoy no tiene opinión y hará lo que diga Merkel pero los españoles pagaremos el 10% del total de la quita.

Syriza cita como ejemplo la quita de deuda en Alemania en 1953, pero fue pactada y aceptada por los acreedores. Si la troika no acepta las condiciones y el BCE cierra a los bancos griegos el acceso a la liquidez, como le dijo a Papandreu cuando amenazó con impagar en 2011 o a Chipre en 2012, Grecia estaría fuera del euro en 24 horas con corralito incluido, como en Argentina 2001. Esto provocaría un contagio inmediato a países como Portugal, España o Italia y volveríamos al punto de origen pero con mucha más deuda pública.

Más controvertido es el plan de estímulo que Tsipras dice que aplicará tras la quita que han valorado en 13.500 millones de euros, el 7% del PIB. Incluye un plan de empleo con políticas activas para jóvenes y desempleados de larga duración, una paga extra para pensionistas por debajo de 700 euros al mes, luz gratuita para rentas más bajas, bajadas de impuestos, eliminación de la última subida del impuesto sobre bienes inmuebles, subida del salario mínimo, retrasará indefinidamente los desahucios de menos de 300.000 euros, recuperará la sanidad universal, eliminará copagos de los medicamentos y aumentará el empleo público, sobre todo en ayuntamientos y regiones.

La pregunta irrelevante que siempre hacemos los economistas es ¿cómo se paga todo esto? La respuesta de Syriza es con fondos europeos que quedan disponibles y con lucha contra el fraude y recuperación de impagos de impuestos a la Seguridad Social y a Hacienda. La cifra de ingresos que dan en el plan es 9.000 millones y la de gastos 13.500 millones. Pero la mayoría de gastos son permanentes y el riesgo es que sean mayores de lo previsto, especialmente la condonación de la deuda hipotecaria, y los ingresos son de una vez, como la recuperación de impago de impuestos, y el riesgo es que sean mucho menores de lo anticipado. Además, reconocer que hay impagos de impuestos, es reconocer que los ingresos públicos son menores que las cifras oficiales y el déficit público mayor. Y dicen que no privatizarán empresas públicas.

Yo estaba preocupado antes de leer el plan de Syriza, pero ahora lo estoy aún más. Evidentemente el descontento de los griegos está justificado y Syriza no es culpable del desastre, pero su plan no es que sea irreal es que no es de este planeta. Un país tiene los salarios y el consumo que sus empresas y su productividad se pueden permitir. Subir artificialmente los salarios en un mundo global y competitivo con tasas de inversión empresarial, propias de un país pobre como las que tiene Grecia, sería un suicidio colectivo. Incluso saliendo del euro y devaluando un 70% la divisa este plan es claramente inflacionista y fracasaría.

La clave es reestructurar deuda pública y privada con apoyo financiero externo, concentrar toda la nueva renta en inversión, aumento del empleo y de la productividad y recuperar el consumo perdido gradualmente sobre bases sólidas y sostenibles. Esto incluye apoyo a la pobreza extrema como prioridad o nada será sostenible. Pero en democracia los ciudadanos son soberanos hasta para equivocarse.

La pregunta es ¿tiene Europa un plan para frenar el contagio en caso de que los griegos quieran autoinmolarse? Yo llevo tiempo preguntándolo en altas instancias de la Troika sin éxito en la respuesta. Por lo tanto, mi consejo estimado lector es que sigas siendo prudente.

Todo el mundo quiere que la crisis acabe pero aún quedan muchas cosas por resolver y la única solución oficial es confiar en el hada de la confianza.



Si quieres recibir mis posts en tu email y mi análisis económico semanal, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







Dia      Mes      Año

Este dato es para acordarme de ti por tu cumpleaños y darte una sorpresa. No es un dato obligatorio, puedes dejarlo vacío ;)









Ver política de privacidad y aviso legal


5 comentarios

001
Julio
16.09.2014 a las 10:44 Enlace Permanente

“…Todo el mundo quiere que la crisis acabe pero aún quedan muchas cosas por resolver y la única solución oficial es confiar en el hada de la confianza…”

Ahí te equivocas, admirado Jose Carlos. Algunos (no muchos, supongo), no quieren que la crisis acabe porque jugando a la contra a través de complicados instrumentos financieros ganan mucho dinero.

Luego, entre el resto (y gran mayoría), algunos quieren que acabe la crisis, es verdad, pero su prisa es relativa y tratan los índices de paro con la misma asepsia de laboratorio que otros mil índices económicos. ¡Que bien! se felicitan. El PIB sube 3 décimas este trimestre, seguro que los cinco millones de parados se alegran una barbaridad…

Y luego están los que ya no tienen nada o pronto lo van a dejar de tener. Y lo peor de no tener es no tener futuro. A toda esa gente ya ha dejado de importarle que las cosas vayan bien o mal, porque si van mal que más les puede pasar. Y si van bien también da igual porque ni las previsiones más optimistas contemplan una vuelta a los niveles de empleo de antaño (y que tampoco eran excepcionales, por otra parte).

Con ese panorama social no me extraña el plan de Syriza, ni el teórico auge de Podemos ni nada de lo que el futuro nos pueda traer. Y los políticos a lo suyo, sin darse cuenta que el suelo que pisan está cada vez más caliente…

002
Plutarco
17.09.2014 a las 20:31 Enlace Permanente

Admirado José Carlos, pero cada vez menos, en esto te equivocas rotundamente, quizás los otros tambien, pero habrá que demostrarlo. Como me decia una amigo, cada día nos quitan algo, nos suben la edad de jubilación, nos rebajan las indemnizaciones por despido, nos suben las medicinas, nos bajan el nivel de prestaciones sanitaria, etc, etc, pero las hipotecas que firmamos, no se pueden cambiar ya que esta firmado delante de un notario, seguro que miles de economistas defienden este modelo, pero los que no lo somos lo vemos injusto.
Nos toman por tontos, pero la verdad es que el número de ricos aumenta, que quiere decir esto, que tanto el PP como el PSOE, eliminaron impuestos a las clases altas por lo que se cumple el principio, cuanto más tienes menos pagas.
La deuda es de todos, pero los políticos se llevan el dinero a Suiza mientras ponen banderas por toda España, a cual más grande, que falsedad.
En otros comentarios dije que lo de la quita de la deuda no era cierto, pero ahora que me he documentado, lo veo cada vez más justo, es una forma de repartir las deudas entre todos y por cierto, el prestar no es un riesgo?, el riesgo es que no te devuelvan el dinero. Si monto una tienda de tirantes y me arruino, vendrá el gobierno a devolverme el dinero que inverti?

003
Jose Celano
17.09.2014 a las 21:27 Enlace Permanente

Parece que siendo griego sería menos arriesgado ahora mismo vender todos tus euros para comprar bitcoins que mantenerlos en el banco, por no hablar de las previsiones que he leído hoy para el año que viene de devaluación del euro con respecto al dólar hasta valores del año de su puesta en marcha. Cuando pasó en Chipre, corrígeme si me equivoco, eso dio un gran impulso a la difusión del bitcoin, de hecho tienen la primera universidad en aceptar pagos en bitcoin con el primer curso de monedas digitales certificado por una universidad.

004
lola
17.09.2014 a las 22:21 Enlace Permanente

Puede que la única Via sea que todo reviente. Y una debacle de décadas. La deuda española es imposible de devolver ya. Estamos en un camino sin retorno. Y espera a que estalle la burbuja del crédito publico en Asia y la China. Nos espera el tercer mundo. Y si es así prefiero que elijamos no pagar a unos bastardos inmorales. Es la única manera de hacer reboot en un sistema podrido.

005
MORGAN
10.12.2014 a las 00:38 Enlace Permanente

Solo expresar el dicho de que “Si ves las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar.

Dejar un Comentario

Dejar un comentario

Logotipo de Blogestudio
Si quieres recibir mis posts en tu email y mi análisis económico semanal, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







Dia      Mes      Año

Este dato es para acordarme de ti por tu cumpleaños y darte una sorpresa. No es un dato obligatorio, puedes dejarlo vacío ;)









Ver política de privacidad y aviso legal